Avisar de contenido inadecuado

Elecciones en el Edén (Cuento)

{
}

Cuenta una leyenda que lo que está escrito en el Libro Génesis de la Biblia es totalmente falso. En realidad, por entonces el Edén vivía convulsionado debido a que la política predominada en todos los estratos de la sociedad, al punto en que todos sus habitantes se habían organizados en partidos políticos. Las aves, sobre todo los cóndores y las águilas, se agruparon en la “Unión Cívica Rapaz”. Con el tiempo, la mayoría de sus adherentes fueron las aves carroñeras, imponiéndose por número, los buitres. Entre los peces, se conformó el “Socialismo Acuático”, el cual nunca pudo convertirse en una fuerza homogénea, ya que estaba dividido en dos corrientes antagónicas, la “Corriente de Mar” y la “Corriente de Río”. Entre los animales terrestres predominaban dos tendencias. Una de ellas era el movimiento “Justicia Lista” encabezado por Adán y Eva, los cuales, aprovechando el hecho de ser ellos los animales más inteligentes, convirtieron su partido en el más populista del Paraíso. El otro sector era la “Alianza Liberal”, en la cual los gorilas y los chimpancés eran los que tenían más poder de decisión. Ellos eran partidarios de engrosar sus filas con el Lu.Ci.Fer (Lucha Civil Fervorosa), agrupación que respondía a la Serpiente. A una semana de las elecciones, todos los partidos políticos comenzaron a repartir bolsones de frutas entre los votantes, lo que fue en vano, ya que lo que más sobraba en el Edén era la comida. También repartieron colchones, subsidios, becas… pero lo que más sobraba en el Paraíso era el bienestar. Entonces, ante el fracaso de la demagogia, los discursos de la campaña política se fueron tornando cada vez más violentos. El Socialismo Acuático acusaba a la Unión Cívica Rapaz de que a sus gobiernos siempre se les volaban los pájaros, de que estaban desconectados de la realidad del pueblo ya que ellos vivían en el aire y que de ganar ellos, todos terminaríamos desplumados. A su vez, la Unión Cívica Rapaz denunció por todos los medios de que el Socialismo Acuático hacía agua por todos lados, de que sus integrantes eran unos pescados que andaban en negocios de mal olor y que de ganar, todos terminarían cayendo en una red de corrupción. El movimiento Justicia Lista, apoyado por el gremio de hormigas obreras, abejas recolectoras, castores ingenieros, horneros albañiles y pájaros carpinteros, acusaron a la Alianza Liberal de hacer quedar a la democracia como la mona, an peligrosos como mono con navaja y que cuando se discutía sobre política económica se iban por las ramas. Pero la Alianza Liberal, en lugar de contraatacar, les ofreció sumarse a su frente, para asegurarse todo el espectro de la centroderecha política. La propuesta fue aceptada rápidamente por Eva, que usó toda su influencia para que Adán aceptara. Muy pronto, miles de afiches de la Alianza Justicia Lista Liberal empapelaron los árboles, mostrando una foto de Adán, Eva y La Serpiente abrazados sonrientes.Luego de un reñido escrutinio, no exento de denuncias de fraude, impugnaciones y amenazas varias, finalmente venció la formula conformada por Adán y Eva, que a partir de ese momento comenzó a ser llamada por el pueblo “Evita”. Al comienzo todo fue paz y tranquilidad, hasta que un día La Serpiente, ministra de economía del gobierno, recomendó privatizar todos los árboles frutales del Paraíso, sobre todo los manzanos, para generar ingresos extras. Adán, acompañado como siempre por su esposa Evita, se asomó por sobre la copa de un árbol, y comenzó a decirle al pueblo: -"Compañeros, de ahora en más los frutos de los árboles pasarán a pertenecer a la compañía extranjera: A.V.E.R.N.O. S.A. , empresa que fijara el precio que de ahora en más comenzaran a tener”. Inmediatamente, el pueblo se autoconvocó a la Plaza Mayor del Edén y entre insultos, pedradas y quemas de troncos, repudiaron la privatización y no solo obligaron a Adán, Evita y La Serpiente a abandonar el poder, sino que también debieron irse expulsados del Paraíso. Por lo tanto, no fue el Dios de los cielos quién desterró al primer hombre del Edén. Fue el otro Dios: "El Pueblo".

(Al) FIN

{
}
{
}

Deja tu comentario Elecciones en el Edén (Cuento)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre